En alerta por un posible empeoramiento de la inseguridad a raíz de la emergencia del COVID19

A lo largo de estos días estamos recibiendo noticias de la preocupación y denuncia de distintas organizaciones que han sufrido situaciones de violencia en el marco de la emergencia del COVID19.

El pasado viernes 27/03 supimos de la denuncia pública de Ascamcat y Coccam de la muerte de Alejandro Carvajal. En este artículo queremos solidarizarnos con sus familiares, amistades y organizaciones sociales a las que pertenecía.

El suceso se produjo en el marco de un uso extralimitado de la fuerza por parte de las unidades Militares que estos días están realizando erradicaciones forzadas. Las entidades llevan tiempo alertando de los riesgos innecesarios de realizar esta actividad en la que se están produciendo la entrada de hasta 800 militares en algunos territorios, una situación que además aumentaba las posibilidades de contagio por el COVID19. Por el suceso de indicios recogidos por las entidades, creemos necesario que la Fiscalía abra una investigación y esclarezca la verdad del probable asesinato del líder social.

Hace unos días expertos y expertas de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos alertaban de forma preventiva que el uso del estado de emergencia por parte de distintos estados no podía ser justificación para restringir los Derechos Humanos.

Junto al Catatumbo, distintas organizaciones del Meta, Valle del Cauca, Chocó y Putumayo han hecho un llamamiento conjunto a todos os actores armados, legales e ilegales a respetar el Derecho Internacional Humanitario y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos en el que también explican la situación de violencia reciente en sus territorios.


Compartir: