Elecciones en Colombia

Dificultades para votar en las zonas rurales 

Mar Casals Fanlo  | Voluntaria de IAP

Magdalena Medio (Colombia)

El próximo domingo 13 de marzo, la ciudadanía colombiana está convocada a votar a sus representantes en el Congreso de la República. Esta fecha marcará el inicio de un calendario de votación, que proseguirá con las votaciones a la Presidencia el 29 de mayo.

Colombia cuenta con un Congreso bicameral, compuesto por la Cámara de Representantes y el Senado. Ambas cámaras tienen funciones legislativas, constitutivas y ejercen control político sobre el poder ejecutivo, que se materializa a través de la Presidencia de la República.

Durante la próxima jornada electoral serán elegidas un total de 269 representantes, divididas en 188 para Cámara y 108 para el Senado. La Cámara cumple una función de representación territorial, porque sus integrantes son elegidas por circunscripción departamental, mientras que en el Senado son por circunscripción nacional. En ambas cámaras se reservarán espacios de representación para grupos étnicos, minorías políticas y comunidad residente en el extranjero. Aparte, durante la próxima legislatura, se sumará la representación temporal derivada de los Acuerdos de Paz.

El Acuerdo Final de Paz, firmado en 2016, incluye un punto referente a la participación política, tanto de las personas firmantes de paz, como de las que habitaron los territorios más afectados por el conflicto. En las legislaturas 2018-22 y 2022-26, se reservaron cinco circunscripciones en la Cámara y cinco en el Senado para partidos y movimientos derivados de la reincorporación civil y política de las y los firmantes de paz. Esto se materializó a través de la creación del partido Comunes por parte de los firmantes de paz, que automáticamente dispuso de diez representantes durante dos legislaturas seguidas.

Del mismo punto del Acuerdo de Paz deriva la importancia de garantizar la participación política de las víctimas, ofreciendo un altavoz para aquellos territorios olvidados por el Estado que se vieron más afectados por el conflicto armado. En las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz (CTEP) se priorizaron las 16 regiones más atravesadas por el conflicto, ofreciéndoles durante las legislaturas 2022-26 y 2026-30, una representante para cada territorio, que podrá actuar de altavoz de sus demandas, necesidades y propuestas.

Muchas de las regiones en las que trabajan las organizaciones que IAP acompaña se incluyen dentro de estos territorios priorizados. En los últimos meses, siguiendo con la labor de acompañar todos los ejercicios de construcción comunitaria derivados de la firma del Acuerdo, se ha acompañado a las organizaciones en sus tareas de pedagogía electoral con las comunidades, en el marco de las CTEP.

En cuanto a la participación electoral, esta oscila entre el 43 y el 46% según fuentes de la Registraduría Nacional. Aunque las oportunidades reales de participar en el proceso electoral difieren mucho entre las zonas urbanas y las rurales.

Lucy Córdoba, integrante de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra (ACVC-RAN), reside en el casco urbano de Barrancabermeja, una ciudad de 200.000 habitantes. Comenta que el día de las elecciones se desplazará caminando hasta el punto de votación electoral, a cinco minutos de su casa, para poder ejercer su derecho a voto.

Marcos Argel, también miembro de la ACVC-RAN, reside en Alto Cañabraval, una vereda del municipio de San Pablo (Sur de Bolívar) con una población de 150 habitantes. El día de las elecciones, él y el resto de personas de su vereda se desplazarán al punto de votación más cercano que se encuentra a dos horas de distancia por una vía no pavimentada. Teniendo en cuenta las lluvias de las últimas semanas, no es seguro que puedan llegar hasta el puesto de votación. Igualmente, no podrán acceder todas las votantes, ya que por su difícil acceso no se podrán desplazar personas ancianas, con movilidad reducida o aquellas que deban cuidar de otras personas.

Aunque los territorios rurales dispongan de más puestos de votación, las grandes distancias entre áreas rurales habitadas, así como el estado de las vías, no asegura una igualdad de condiciones en la participación política.

Estado de una vía en el territorio rural de Colombia

 

El domingo, día de la jornada electoral, la ciudadanía colombiana se dirigirá a los puntos de votación donde recibirán los tarjetones. En este tarjetón de votación aparecen los símbolos de cada uno de los partidos que se presenta en las elecciones. En aquellos partidos en que la lista de votación sea abierta, marcarán también el número que represente a la candidatura de su preferencia. Los grupos étnicos disponen de un tarjetón especial.

Además del tarjetón del Congreso y Senado, se podrá solicitar un tercer tarjetón, en el cual marcarán su preferencia acerca de la futura o futuro candidato presidencial dentro de la lista de un partido. En las zonas rurales de aquellos territorios priorizados en el Acuerdo de Paz, la ciudadanía podrá solicitar un cuarto tarjetón en el que marcar una de las candidaturas a representarlos en la CTEP de su territorio.

Córdoba afirma que el sistema de voto resulta complejo para la mayoría de personas, ya que deben recordar el símbolo del partido de su elección, el número de la candidatura de su preferencia y marcarlas ambas en el tarjetón. Esto, en muchos casos, induce a errores. Por otro lado, destaca que, en algunas zonas rurales, las y los habitantes deberán acordarse de pedir el tarjetón extra para la votación de las CTEP, ya que este no será ofrecido por las mesas de votación.

Las dificultades de desplazamiento hasta las mesas electorales y la complejidad del sistema de votación mediante los tarjetones, influye en el derecho a la participación política de la ciudadanía colombiana, que no puede acudir a las urnas en igualdad de condiciones.

Después de este domingo se constituirá la Cámara de Representantes y el Senado, pero el proceso electoral continuará. Y el 29 de mayo se realizará la votación para la Presidencia de la República. En esa segunda jornada, las candidaturas deberán obtener mayoría absoluta para ganar, de lo contrario se realizará una segunda vuelta entre las dos más votadas. En esta, la que obtenga una mayoría simple será elegida para la Presidencia.