Foto reunión CEV en la Vereda de El Frasquillo Nuevo

Entrevistas al campesinado del Alto Sinú para el informe final de la Comisión de la Verdad

Acompañamos a ASODECAS (Asociación Campesina por el Desarrollo del Alto Sinú) y a la oficina territorial de la Comisión de la Verdad (CEV) en esta región en un recorrido por diferentes veredas del municipio de Tierralta, Sur de Córdoba, con el objetivo de recoger los testimonios del campesinado del Alto Sinú. Del 9 al 12 de diciembre visitamos junto a ASODECAS, presente en el territorio desde 2011, los corregimientos de La Palmira, Frasquillo Nuevo, Crucito y Alto Guarumal, donde se reunieron campesinos y campesinas de diferentes corregimientos cercanos para participar en las entrevistas. La metodología de la CEV consiste en realizar entrevistas individuales y colectivas para recabar las experiencias y testimonios del campesinado. El contenido de las entrevistas tiene un carácter confidencial y de uso exclusivo para la elaboración del informe final. Nosotros asistimos a las entrevistas colectivas que tenían como principal objetivo elaborar una línea temporal que recogiera los hechos victimizantes concretos de cada corregimiento, las formas de resistencia o afrontamiento de estas comunidades frente a tales hechos, las causas y beneficiarios del conflicto y el impacto personal y comunitario de la violencia. Además, en estas entrevistas se recogieron recomendaciones a la sociedad colombiana y exigencias al Gobierno con el objetivo de intentar conseguir un marco que garantice la convivencia y tratar de consolidar la paz. Antes de iniciar con los testimonios individuales y colectivos, para contextualizar, se realizó una explicación de los hechos históricos más relevantes de las dinámicas del conflicto armado y la realidad del campesinado tanto a nivel general del departamento de Córdoba como concretamente en la región que nos encontramos.

Foto reunión CEV en la vereda de Crucito

Foto reunión CEV en la vereda de Crucito

Tras la contextualización del conflicto en la región, los asistentes al evento explicaron sus experiencias personales durante los años de conflicto y las herramientas de las comunidades campesinas para resistir en medio de la violencia. La entrevista grupal finalizó con un análisis de las causas y beneficiarios del conflicto, un análisis del impacto personal y comunitario de la violencia y propuestas para construir la ansiada paz estable y duradera.

El campesinado asistente a las diferentes entrevistas expresó un claro reclamo al Gobierno Nacional de que se cumplan los Acuerdos de Paz como principal herramienta, además de la necesidad de fortalecer las organizaciones campesinas como ASODECAS como principales veedores del PNIS. La formalización de la Zona de Reserva Campesina (ZRC) como una figura de ordenamiento territorial puede ofrecer la “garantía de que (los campesinos) tendrán condiciones para una vida digna y que no serán desplazados de sus territorios, por la dirección de parques naturales, el estado, grupos paramilitares o por los megaproyectos y multinacionales”[1].

[1] Agencia Prensa Rural. El Nudo de Paramillo será una Zona de Reserva Campesina [en línea] 30/08/2014 [Consulta: 09/01/2020]. Disponible en: https://prensarural.org/spip/spip.php?article14928


Compartir: